Redes Sociales

Editorial

“Paracaídas” de Rogelio Guedea-No a un fiscal carnal

Publicado

el

 

La violencia en Colima sigue imparable y no parece que haya estrategia visible que sirva para detenerla. De dos a tres son los crímenes violentos que se comenten en nuestra entidad diariamente, y si alguien no parece notarlos es porque la violencia ha entrado en un estado de normalización entre la ciudadanía. Convivimos ya con la inseguridad extrema como convivimos con los vecinos, los compañeros de trabajo o nuestros propios familiares. Gobierno federal, estatales y municipales han fallado en el combate de este flagelo que tiene a nuestro país (y a nuestro Estado) con los pies de cabeza y, hay que decirlo, en lo que a nuestra localidad concierne al gobernador y a los alcaldes no parece importarles mucho la problemática, cada cual ha encontrado formas de justificar su iresponsabilidad.

Si bien todavía no entran en funciones los nuevos munícipes ni congresistas (en su mayoría de adscripción morenista), la época electoral ya pasó y es tiempo que el gobernador Nacho Peralta y los alcaldes todavía en funciones no se olviden de que la violencia sigue incólume y cada vez se recrudece más, de ahí que sea importante activar las medidas de seguridad necesarias (preventivas y persecutorias) para contrarrestar esta epidemia.

Entre esas medidas estará el nombramiento del Fiscal General del Estado, nueva figura que a su vez contará con dos fiscalías especializadas: la de combate a la Corrupción (de suma importancia) y la de Delitos por Razones de Género y Trata de Personas (no menos importante).

Hace unos días, las cámaras empresariales y algunos otros sectores sociales, al ver que se habían dado recientemente nombramientos inadecuados (al menos en la forma) para elegir a un magistrado del Supremo Tribunal de Justicia y al comisionado del Infocol, se manifestaron en favor de que el Ejecutivo estatal no se inclinara por algo similar en el nombramiento del Fiscal General, esto es, que se diera un nombramiento tomando en cuenta la capacidad y profesionalismo del Fiscal y no sólo su cercanía o amistad con el mandatario.

Si bien todavía no es posible hacer este nombramiento en virtud de que aún no se ha hecho la declaración de la autonomía de la fiscalía, es conveniente adelantarse a los acontecimientos para advertir que aunque es una facultad del Ejecutivo enviar la propuesta al Congreso, éste (el Ejecutivo) tendrá que buscar que el nombramiento recaiga en alguien que realmente pueda dar los resultados que la ciudadanía está esperando en cuanto a su paz y armonía social. Y lo mismo debe aplicar para el Congreso (sea ésta o la siguiente legislatura): que no se vaya a buscar un Fiscal que tampoco vaya a servir a los intereses de la legistatura (Morenista, si a esta mayoría le corresponde el nombramiento), sino a los intereses de la sociedad.

No se debe, pues, en cualquier caso politizar un asunto estrictamente de carácter social y legal. No se trata de ver a quién (el Congreso o el gobernador) va a servir el Fiscal, sino de qué forma va a resolver el problema de la inseguridad en nuestro Estado, y para eso es importante que más allá de filias y fobias partidistas se elija al mejor preparado, al más autónomo y al que mejor propuesta presente para devolverle a Colima la paz que tanto necesita.

Y no hay que preocuparse tanto si el Fiscal será nombrado por un periodo de seis años con posibilidades de reelegirse, pues la misma ley contempla también su remoción en el momento en que no cumpla con las expectativas ciudadanas, que, al final del día, (y esa fue la gran enseñanza que nos dejaron los resultados de las pasadas elecciones), son las únicas que importan. 

_______________________________________________________________________________________________________________

Rogelio Guedea. Escritor y académico. Sus más recientes libros: “El arte de gobernar. Manual del buen gobierno”, “El diario de Bruno” y “Poetas mexicanos del 30: una generación entre el cielo y la tierra”. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Te invitamos a conocer el sitio web de Rogelio Guedea:

http://rogelioguedea.com/

Continuar Leyendo
Publicidad
Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Editorial

Paracaídas de Rogelio Guedea- El Futuro del PANAL y del SNTE 6

Publicado

el

Por

Poco se habló ya del Partido Nueva Alianza (PANAL) luego de las elecciones pasadas, donde, al igual que los partidos mayores (PRI y PAN), este instituto político resultara descalabrado y perdiera su registro, al parecer próximo a recuperarlo de nuevo. Como sabemos, el avasallamiento de Morena se impuso y su triunfo eclipsó prácticamente al resto de las fuerzas políticas. Sin embargo, al PANAL no le fue tan mal como podría pensarse, al menos no tan mal como le había ido históricamente cuando iba en alianza con el PRI. En esta ocasión ganó una diputación plurinominal y cuatro regidurías, lo que antes fue imposible pese a haberse subyugado al PRI, conciliábulo que le salía bastante caro a esta fuerza política magisterial, sobre todo a sus agremiados maestros, a quienes sólo los usaban de carne de cañón.

De no haber sido tan fuerte la ola lopezobradorista al PANAL le habría ido todavía mejor yendo solo, como lo hizo,  no obstante que muchos de sus candidatos no tenían el perfil electoral tan adecuado ni tan de arraigo magisterial (como en el caso de Roberto Chapula, ex candidato a la alcaldía de Colima) ni fueran rentables políticamente. Como es un partido del magisterio, el PANAL no puede desligarse de su sindicato, hoy a punto de renovar su dirigencia nacional y local. El SNTE 6 está a punto de tomar rumbos que podrían volverlo a colocar en el clientelismo de siempre (si llega de nuevo Elba Esther Gordillo, aliada de Morena y fundadora del PANAL) o, por el contrario, apuntalarlo hacia esa autonomía que podría consolidarlo en las próximas elecciones de 2021, aun cuando llegara la maestra, cuya salud –qué cosa más curiosa- mejoró meteóricamente apenas poner un pie fuera de la cárcel.

En lo local se tiene la certeza de que el PANAL recuperará su registro y tendrá como líder al ex diputado federal Javier Pinto, quien fuera líder también del SNTE 6. Si esto sucede, quedará por verse quién se hará de las riendas del mismo SNTE 6 en lo que parece será un duro choque de trenes entre el propio grupo de Pinto (que impulsa a Bertha Alicia Salazar Molina, José Jaime Núñez Murguía y Carlos Hugo Carrillo Preciado) y su grupo adverso, comandado por Edwin Aureliano Hernández Uribe, cuyo padre ha sido desde siempre de la línea de La Maestra. Si el grupo de Javier Pinto logra hacerse del PANAL y del SNTE 6 tendrán, por consiguiente, que repensar su estrategia política hacia el 2021, de acuerdo a la avanzada que se imponga desde el centro, incluida la posibilidad de que tengan que hacer alianza con Morena, tal como lo hicieron con el PRI, con la misma triste suerte. Yo me iría a que Nueva Alianza, si logra resurgir de sus cenizas, siguiera yendo solo, cerrara filas con su gremio y se constituyera en una fuerza política de verdad, impulsora de lo que más necesita nuestro país en estos momentos para salir de la ignominia en la que está sumido: la educación.

Una educación de verdad, sin simulacros y con los pies en la tierra, una educación que empiece primero por lo primero: ponerle baños a las escuelas, pagarle bien a sus maestros, desburocratizar los sistemas de evaluación, ampliar su cobertura y tener una infraestructura digna, con su correspondiente tecnología. Lo demás son sueños guajiros. Si se reformula la razón de ser de una fuerza política como ésta, entonces nos daremos cuenta que su causa es la más justa de todas cuantas hay hasta el momento, porque toca el problema de fondo de nuestro país (el de la violencia) y lo resuelve sin tener que disparar contra nadie ni una sola bala.

_________________________________________________________________________________________________________________________________________

Rogelio Guedea. Escritor y académico. Sus más recientes libros: “El arte de gobernar. Manual del buen gobierno”, “El diario de Bruno” y “Poetas mexicanos del 30: una generación entre el cielo y la tierra”. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Continuar Leyendo

Editorial

Paracaídas de Rogelio Guedea-Cuatro a la gubernatura colimense

Publicado

el

Por

Las condiciones están dadas y, aunque en política el azar a veces es Dios, ya están perfilados los que podrían ser los candidatos a la gubernatura de Colima por parte de los diferentes y más fuertes institutos políticos, sin descartar que vayan otros por la vía independiente. Veámoslos en contexto: por Morena, fuerza mayoritaria en nuestra entidad, se perfila Claudia Yáñez Centeno, por encima incluso de Indira Vizcaíno, y por cualquiera de los legisladores y ediles morenistas.

Lo anterior por varias razones. Indira Vizcaíno lleva una pesada carga por su pasado priista y los actos de corrupción que la ensombrecen, como el Caso Altozano. En cuanto a los ediles de Tecomán y Manzanillo, tendrían que hacer una labor titánica para poder hacer brillar a sus municipios, sumidos en este momento en problemas financieros y de política interna delicada, lo que impediría que sus gestiones brillen con luz propia. Con respecto a los legisladores morenistas, ya lo vimos: apenas son congruentes con ellos mismos, a muchos les falta capacidad y oficio político y a otros los persiguen pasados delincuenciales que no creo que su Movimiento de Regeneración Nacional avale para un cargo de tal envergadura.

El caso de Claudia Yáñez Centeno, en cambio, tiene muchos positivos: como lo dije en un análisis que hice durante la pasada campaña, Yáñez Centeno no tiene un pasado de corrupción que la persiga, es mujer (cosa que hoy en día se pondera mucho), es hermana de uno de los cercanos de López Obrador y, hasta el momento, está dando pasos importantes como legisladora, con intenciones de ayudar a la sociedad colimense. Por si esto fuera poco, su cargo es de resonancia nacional (es una diputada federal) y esto le da una perspectiva más amplia de las problemáticas tanto del país como de nuestro Estado. Está nada más en que Claudia Yáñez no se equivoque en sus funciones para que sea la candidata natural de Morena a la gubernatura en 2021. Ahora bien, con respecto a al PAN, la suerte está echada y seguramente el candidato a la gubernatura volverá a ser Jorge Luis Preciado Rodríguez.

El argumento es el siguiente: el próximo líder del panismo local será el ex diputado Alejandro García Rivera, quien es gente del equipo del hoy diputado federal Preciado Rodríguez. García Rivera lleva en su fórmula como su secretario general a Alberto Partida, quien es gente del equipo de Pedro Peralta Rivas, lo que habla de un binomio que no parece tener rival en la contienda que se está por librar. Pedro Peralta no tendrá para entonces el capital político que tendrá Preciado Rodríguez, en virtud de que aquel está identificado con el gobernador Nacho Peralta y éste está en funciones de diputado federal, con el añadido de ser aliado del nuevo dirigente nacional, Marko Cortés, de quien seguro tendría su venia para la candidatura. Además, Preciado Rodríguez hizo un buen trabajo como senador y fue un excelente candidato a la gubernatura, al punto de que incluso le fue robada la elección. De no cometer, pues, ninguna pifia mayúscula, será nuevamente el próximo candidato a la gubernatura.

Con respecto a Movimiento Ciudadano, sin duda Locho Morán se perfila como su candidato natural. Locho ya fue edil capitalino en una ocasión y fue bien evaluado por la sociedad, de ahí que le ratificaran su confianza en esta ocasión. Fue también candidato a la gubernatura en la pasada elección y ello le amplió el radio electoral más allá del municipio colimense. De igual modo, tiene que hacer un trabajo impecable (sanear las finanzas, armonizar al sindicato, etcétera) para evitar que el círculo virtuoso se le convierta en vicioso.

Por último, con respecto al PRI, mi perspectiva sigue siendo la misma: que a reserva de que el PRI se anime a hacer un cambio profundo, en este preciso momento la opción que se ve más viable es perfilarse con un candidato que no tenga la carga negativa que ya traen los mismos priistas de siempre. Aventuro a Walter Oldenbourg, recién nombrado secretario de Fomento Económico, porque es el fichaje que más se parece a un no priista con capacidad metido en el cajón de los priistas incapaces pero con la consigna de servir de la mejor manera a la sociedad. En el trayecto podrán surgir para el PRI nuevos candidatos, pero –insisto- tendrán que tener un perfil limpio, ciudadano y un atractivo electoral que impida que este instituto político termine llorando por, ya lo sabemos, la calle de la amargura.

_________________________________________________________________________________________________________________________________________

Rogelio Guedea. Escritor y académico. Sus más recientes libros: “El arte de gobernar. Manual del buen gobierno”, “El diario de Bruno” y “Poetas mexicanos del 30: una generación entre el cielo y la tierra”. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

 

Continuar Leyendo

Precio de cambio de moneda

USD1
United States Dollar. USA
=
20,18
MXN +0,01%

Currency exchange rates in USD on December 12, 2018

Nube de etiquetas

Trending