A propuesta del PRD y del PRI, y con la resistencia inicial del PAN, los legisladores integrantes de las comisiones dictaminadoras aprobaron incluir en el artículo 22 constitucional que serán objeto de extinción de dominio los bienes producto del robo de petrolíferos y petroquímicos, incorporando así penas más duras para el delito del huachicoleo.

La extinción de dominio se aplicará sobre bienes que puedan acreditarse y estén relacionados con investigaciones derivadas de hechos de corrupción, encubrimiento, delitos cometidos por servidores públicos, delincuencia organizada, robo con violencia, recursos de procedencia ilícita, delitos contra la salud, secuestro, tortura y trata de personas.

 

Fuente: Proceso